Contraloría confirmó que el Gobierno depositó recursos para la reconstrucción de Atacama en el extranjero

Informe señala que los US $500 millones obtenidos a través de la Ley Reservada del Cobre fueron depositados en una cuenta corriente en el Banco Estado de Nueva York.

Una grave denuncia realizó el senador por Atacama, Baldo Prokurica (RN), al dar a conocer un informe elaborado por la Contraloría General de la República, en el cual se indica que los recursos comprometidos para la reconstrucción, a través de la Ley Reservada del Cobre, fueron depositados en cuentas extranjeras y no se sabe si han sido utilizados en beneficio de los afectados de la región.

Los recursos, que inicialmente ascendían a US $1500 millones, fueron comprometidos por la propia Presidenta de la República, durante la Cuenta Pública de 2015. En esa oportunidad señaló que US $500 millones provendrían de la Ley Reservada del Cobre, mientras que los 1000 restantes de las leyes de presupuesto de 2016 y 2017.

Sin embargo, a dos años del anuncio, el informe de Contraloría señala que los US $500 millones obtenidos a través de la Ley Reservada del Cobre nunca llegaron a la región. Todo lo contrario, el mismo documento consigna que estos fueron depositados en una cuenta corriente del Banco Estado de Nueva York.

Respecto a los recursos dispuestos para la ayuda de los damnificados, el texto indica que estos se obtuvieron mediante la redistribución de fondos sectoriales, lo que a juicio del Parlamentario constituye a todas luces una muestra de indolencia por parte del Estado con los damnificados.

“Aquí estamos frente a una actitud indolente, de falta de transparencia y de incumplimiento de la ley, y por eso tuvimos que conseguir estos antecedentes a través de Contraloría y no por Transparencia como se obliga al Gobierno (…) Durante todo 2015 no se gastó ni un solo peso de ese dinero, en ayudar a la gente de Atacama, sino que los pocos recursos utilizados fueron obtenidos a través de readecuaciones presupuestarias, es decir en vez de construir un camino en Copiapó se arreglaron daños en Chañaral”, denunció Prokurica.

Igualmente, criticó el secretismo del Gobierno con las cifras, pues recordó que tras mucho insistir por el destino de estos US $500 millones a través de Transparencia, no quedó otra opción que solicitar la intervención de Contraloría. Y de paso cuestionó la labor fiscalizadora de los cuatro diputados que representan a la región.

“Aquí nos interesa que las cosas se hagan, que la gente reciba ayuda y a dos años y medio del aluvión no aceptamos que la gente siga viviendo en casas de emergencia, sin agua potable, con baños químicos”, afirmó.

Recurso de Protección

Ante estos antecedentes, el Senador por Atacama justificó la presentación de un Recurso de Protección (el pasado 17 de agosto) en la Corte de Apelaciones de Copiapó, pues a su juicio el Gobierno tiene otro tipo de preocupaciones, en vez de ir en ayuda de los damnificados.

“Este no es un problema de falta de recursos, pues queda claro los dineros están, lo que pasa es que se han dedicado a otras cosas y no en ayuda de la gente de la región. Lamentablemente vemos que al Gobierno le gusta más la especulación con la plata fiscal, que destinarla a ayudar a la gente”, lamentó el Senador.